La letras Itálicas en la Biblia

imprenta
Introducción

Muy pocas personas saben, hoy en día, por qué en algunas versiones de la Biblia aparecen palabras en un tipo de letra inclinada. A pocas décadas de haberse creado la imprenta en el siglo XV, apareció el uso de las denominadas “letras itálicas” (un tipo de letra inclinada), utilizada en distintos documentos de carácter político y protocolar. Pero también las itálicas fueron ampliamente utilizadas por los traductores de la Biblia de la era de la Reforma del siglo XVI. Esta tradición aplicada al uso de las itálicas fue mantenida por siglos en las traducciones bíblicas de los diferentes idiomas y su uso es un principio que la Sociedad Bíblica Trinitaria mantiene en todas sus versiones y traducciones de la Biblia. Cabe preguntarnos: ¿Por qué en la actualidad nos encontramos con versiones de la Biblia donde el uso de itálicas ya no es más empleado? ¿Qué uso intrínseco tienen las itálicas dentro del texto bíblico? Trataremos con estas preguntas, y con otros temas relacionados con las itálicas, en este breve estudio.

Aldus Manutius

Aldus Manutius nombre en latin del celebre tiógrafo

Origen y uso de las itálicas

Este estilo de letra nació en Florencia, Italia, en el seno de una influyente familia (los Medicis), a comienzos del Renacimiento. Era usada en primera instancia para fines particulares de la familia y entre su círculo de amistades. No obstante, con el tiempo, pasó al uso protocolar de la cancillería papal, en especial, durante el período de Eugenio IV. Por tal motivo, el nombre inicial de este tipo de letra fue: “lettera cancelleresca”. Más tarde, los círculos humanistas de la época modificaron ligeramente este tipo de letra para hacerla más pequeña y utilizarla en la reproducción de obras clásicas. Por supuesto, los volúmenes ahora ocupaban menos tamaño, y de esta forma facilitaban la portabilidad de los libros. El nombre común de esta letra pasó a llamarse “itálica” por ser Italia su país de origen. Otros nombres que recibe este tipo de letras son: “bastardilla”, “cursiva”, o “letra aldina” en honor al tipógrafo Aldo Manucio, que hizo un uso extendido de la misma. El año1501 fue el año en el cual las letras itálicas encontraron su forma en los moldes de imprenta de la mano de dicho humanista e impresor. Muy pronto, y antes de la mitad del siglo XVI, las itálicas de Aldo Manucio se habían extendido entre los principales tipógrafos de Europa. También a Aldo Manucio se le da el crédito de ser el creador de los primeros “libros de bolsillo” (aunque no eran tan pequeños como se los conoce hoy en día). Cabe destacar que el conocido editor del Nuevo Testamento griego, Erasmo de Rotterdam, trabajó con Manucio aproximadamente entre 1506 y 1509. También Manucio fue uno de los primeros tipógrafos en utilizar caracteres griegos. Por el año 1492, Manucio escogió como modelo para su tipografía griega una escritura informal, cuya caligrafía poco estética contaba con innumerables contracciones y ligaduras (la única característica del griego aldino que más tarde fue abandonada)

 Las letras itálicas y las Biblias de la Reforma

INTENTOS TEMPRANOS

Podemos decir que antes del uso de la letras itálicas para para fines bíblicos, hubieron varios intentos de diferenciar entre un tipo de letra y otra dentro de un mismo texto, en lo que se refiere a traducciones. Un primer uso de este tipo fue realizado por Sebastian Münster (1489-1552), profesor de hebreo en Basilea. Este produjo la Biblia Hebrea en dos volúmenes, la cual fue acompañada por una traducción al latín. En dicha traducción, tuvo la idea de utilizar un tipo de letra romana más pequeña para aquellas palabras auxiliares que quería agregar al texto principal. El segundo en utilizar esta filosofía (y un personaje más conocido), fue Olivetan, traductor de la Biblia al francés, publicada en 1535 en Suiza, con prólogo de Juan Calvino, su primo. Olivetan utilizó un tipo de letra más pequeña para distinguir palabras que no estaban en el original hebreo o griego, pero que se necesitaban en la traducción para completar el sentido de las frases. No era todavía la letra itálica inclinada, pero podemos decir que cumplía con los mismos propósitos.

LA BIBLIA DE GINEBRA

Una innovadora Biblia, traducida por refugiados ingleses en Ginebra, fue publicada en el año 1560. William Tyndale había publicado en 1526 el Nuevo Testamento inglés traducido desde el idioma griego, pero esta nueva obra, denominada “La Biblia de Ginebra”, contenía también el Antiguo Testamento, traducido directamente del original hebreo. Aparte de tener títulos de sección y notas marginales con diversos comentarios, fue innovadora en el sentido que introdujo en el texto la división de capítulos y versículos, siguiendo el trabajo del impresor Robert Estienne. Pero el tema que nos interesa en este estudio es que la Biblia de Ginebra fue la primera en incorporar palabras en letras itálicas (letra inclinada como tal) para suplir el trabajo de traducción, ejemplo que siguieron las demás Biblias de la Reforma, incluso la traducción de Reina en 1569 de la que trataremos luego.

Sentido del uso de la itálicas

¿Cuál es la función de las palabras en itálicas dentro de una traducción bíblica?

Se sabe que la traducción de un idioma a otro no siempre puede ser palabra por palabra, y que muchas frases traducidas literalmente del idioma fuente no tienen una equivalencia exacta en el idioma receptor. Los traductores de la Reforma conocían perfectamente estos gajes del oficio, pero debido a su sumo respeto a la Palabra de Dios, y teniendo el concepto de la “inspiración verbal”2 en mente, desarrollaron este reverente principio de utilizar palabras auxiliares en un tipo de letra distinta al texto normal. Ellos no querían hacer agregados intencionales al texto bíblico, pero también se cuidaban de no agregar algo espurio que surgiera del proceso de traducción y sus inevitables equivalencias. En sus mentes estaba firmemente presente el texto de Apocalipsis 22:18 y19, y su reverencial temor por la Santa Palabra del Señor no era para menos. El desarrollo de la imprenta, junto con la necesidad de realizar traducciones fieles y exactas de las Escrituras, dio origen a la utilización de palabras en un tipo de letra diferente, de caligrafía inclinada, para indicar que dichas palabras no forman parte del texto bíblico en el idioma original y, de esta forma suplir la estructura gramática o el sentido que falta al texto traducido. Así nacieron las denominadas “itálicas bíblicas”.

Italicas en la biblia en español

El uso de las itálicas en la Biblia en español

La traducción de Casiodoro de Reina incluyó ya el uso de las itálicas bíblicas. En el siguiente ejemplo, podemos ver en la “Biblia del Oso” el uso de las itálicas no sólo en los comentarios introductorios al capítulo, sino también dentro del mismo texto. Mostramos, a manera de ejemplo, que en el capítulo 5, versículo 2 del Evangelio Según Juan, la frase “la puerta” se encuentra en letras itálicas. En este caso las itálicas están supliendo un sustantivo, pero los casos de utilización en una traducción bíblica pueden llegar alrededor de 35 tipos diferentes3. Notemos como la traducción de Reina sigue las itálicas de Aldo Manucio, que se caracterizaban por tener las letras mayúsculas en letra normal (romana). Luego los tipógrafos Garamond y Granjon4, siguiendo el estilo aldino, transformaron la letra mayúscula también en letra inclinada. Este estilo ya fue utilizado por la revisión de Valera de 1602 (ver recorte de la Biblia del Cántaro). Como muestra del trabajo de revisión a la Biblia Reina Valera 1909 (y del uso de las itálicas), ponemos un recorte del Evangelio Según Juan, también del capítulo 5, versículo 2.

Biblia del cantaro

Destacamos que “la puerta” lo ponemos en minúsculas, ya que no forma parte del nombre propio. Sí, permanece como tal la frase “de las Ovejas” (del griego: probatikós), en lugar de “Ganado”. Leamos ahora cuál era la opinión del traductor original de la Biblia en español, Casiodoro de Reina, refiriéndose a las itálicas: « Con toda la diligencia que nos ha sido posible, hemos procurado atarnos al texto, sin quitarle ni añadirle. Quitarle nunca ha sido necesario; y así creemos que en nuestra versión no falta nada de lo que está en el texto, sino fuere por casualidad alguna vez algún artículo, o alguna repetición de verbo, que sin menoscabo de la integridad del sentido se podría dejar… // …haberlas señalado a todas en otra letra, que la del texto común, para que el lector las conozca a todas, y tenga libertad para aprovecharse de ellas, si le parecieren ser al propósito, o dejarlas del todo, (como a diligencia humana que puede errar o acertar) y seguir el hilo de su texto, si no le cuadrare, porque en ellas, ningún juicio queremos ni debemos perjudicar5. » La revisión de Cipriano de Valera de 1602, por supuesto, conservó el principio de utilización de las itálicas, y este uso se mantuvo en las sucesivas revisiones a la Biblia Reina Valera hasta la revisión de 1909 inclusive. Cabe destacar que las diferentes revisiones han tenido variación en el uso de itálicas a través del tiempo, algunas veces quitando las mismas y otras veces agregando, de acuerdo a los criterios de revisión.

*****

NOTAS

1-La Imprenta Griega y Hebrea – S. H. Steinberg

2-Inspiración Verbal: Posición teológica que define la inspiración de Dios en las Escrituras, no solamente en los temas que trata y lo que abarca (inspiración plenaria), sino también que cada palabra en el texto fue inspirada por el Espíritu Santo (no confundir con el postulado del dictado mecánico, el cual es incorrecto).

3-Según un estudio del Dr. William Patterson, consultor de la Sociedad Bíblica Trinitaria, experto en hebreo y griego bíblico. 4-Claude Garamond y Robert Granjon fueron tipógrafos de mediados del siglo XVI que trabajaron para mejorar la itálica de Manucio, en especial las letras mayúsculas. Garamond incluso trabajó un tiempo junto al editor del Nuevo Testamento griego, Robert Estienne.

5-Introducción de Casiodoro de Reina a la Biblia del Oso.

Por Alejandro David Riff Representante SBT en Argentina Miembro del comité ejecutivo de revisión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s